sábado, 1 de septiembre de 2007

Creación República Federal Alemana


República Federal de Alemania, conocida popularmente como Alemania del Oeste o Alemania Occidental, antigua república situada en Europa central, limitaba al norte con el mar del norte, Dinamarca y el mar báltico, al este con la antigua República Democrática Alemana y la actual República Checa, al sur con Austria y Suiza, y al oeste con Francia, Luxemburgo, Bélgica y los Países Bajos. Tenía 248.577 km2 de extensión. Fue fundada oficialmente con la denominación de República Federal de Alemania (RFA; en alemán, Bundesrepublik Deutschland) el 23 de mayo de 1949, como uno de los dos estados sucesores de Alemania —el otro era Alemania del Este (oficialmente República Democrática de Alemania, o RDA)— tras la derrota del III Reich en la II Guerra Mundial. Alemania Occidental dejó de existir como tal el 3 de octubre de 1990, cuando tuvo lugar la Reunificación Alemana, por medio de la cual Alemania del Este se integró en aquélla tras su propia disolución para formar una sola nación que mantuvo el nombre oficial de República Federal de Alemania.

Cuando se produjo la rendición incondicional del III Reich poco antes del final definitivo de la II Guerra Mundial, los máximos dirigentes de Estados Unidos, Gran Bretaña y la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) se reunieron en la confederación de Potsdam, celebrada entre julio y agosto de 1945. Decidieron dividir temporalmente Alemania en cuatro zonas de ocupación: francesa al suroeste, inglesa al noroeste, estadounidense al sur y soviética al este. La ciudad de Berlín, situada dentro de la zona soviética, también resultó dividida entre las cuatro potencias. Cuando la URSS comenzó a establecer gobiernos comunistas en Europa Oriental, la alianza que había obtenido la victoria en la II Guerra Mundial sufrió una ruptura.

Dado que las potencias occidentales se opusieron a la expansión soviética, se inició la que dio en llamarse GGuerra Fría y aumentaron las tensiones en los territorios alemanes. Los soviéticos intensificaron el aislamiento de las zonas de Alemania y de Berlín que se encontraban bajo su control, distanciándolas del desarrollo democrático fomentado por las naciones occidentales en el resto del país. Incapaces de ponerse de acuerdo con las potencias occidentales sobre una política común para Alemania, los soviéticos establecieron un sistema comunista en la zona oriental del país que habría de dar lugar a la creación de la República Democrática de Alemania (RDA). Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña decidieron unificar sus respectivas zonas de influencia, naciendo así el 23 de mayo de 1949 la República Federal de Alemania, antes del propio surgimiento oficial de su vecina, la RDA, que tuvo lugar cinco meses más tarde.

La República Federal de Alemania incluyó los estados (länder) de Baden-Württemberg, Baviera, Bremen, Hamburgo, Hesse, Baja Sajonia, Renania del Norte-Westfalia, Renania-Palatinado, Sarre y Schleswig-Holstein. La tradicional ciudad universitaria de Boon, situada a orillas del río Rin, se convirtió en la capital de Alemania Occidental. En el momento de la reunificación, en 1990, la RFA tenía cerca de 62 millones de habitantes.